Granja de día – Campamentos urbanos (Guadalajara)

Durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre, coincidiendo con las vacaciones escolares, KRAUSS organiza una modalidad diferente a los turnos habituales donde los niños y niñas asisten a la G.E de lunes a viernes en un horario de 9:00h a 17:00h (sin pernoctación).

La escuela de verano es un campamento urbano especialmente indicado para niños residentes en la ciudad de Guadalajara y corredor del Henares.

Para todos aquellos que lo necesiten ofrecemos entrar a las 8:00h y salir antes de la comida a las 13:30h.

El plazo de inscripción para los distintos turnos anteriormente mencionados comienza en enero.

Para niños y niñas de entre cuatro y catorce años. Durante estos días los niños adquieren el idioma inglés de forma natural: aplicando el enfoque cognitivo y comunicativo Krauss los niños viven una inmersión total en el idioma de la mano de monitores nativos del Reino Unido, Irlanda y EE.UU., realizando una serie de actividades relacionadas con la naturaleza, deportivas, de ocio y tiempo libre, talleres de cocina, plástica, teatro, marionetas, mimbre, telares…

Ofrecemos también la posibilidad de realizar, además de las actividades propias de cada turno, clases de equitación, siendo ésta la única actividad que se realiza en español.

Durante su estancia en la G.E., los niños se distribuyen en grupos por edades permitiéndonos así aplicar horarios diferentes. Cada grupo está formado por 12 niños dirigidos por un monitor como principal responsable y otro en prácticas.

EL MÉTODO
El método Krauss aplica los enfoques cognitivo y comunicativo. Se trata de un método donde los alumnos aprenden a pensar en el idioma inglés de forma directa, es decir, aprenden nuevos conocimientos directamente en dicho idioma, sin recurrir en ningún momento a su lengua materna. Lo anterior se logra con la debida identificación de las necesidades y motivaciones de cada alumno, llevándoles al uso inmediato y práctico del idioma que se está adquiriendo. Durante el desarrollo de obras teatrales y canto, además de desarrollar la creatividad y la capacidad de enfrentarse a un público, de forma divertida la modulación de la voz, la entonación y el acento se enfatizan y mejoran sustancialmente. Tanto dentro y fuera de los talleres, en las actividades cotidianas, en los juegos, así como durante el tiempo libre, el vocabulario y las estructuras toman vida.