2021

¡KRAUSS LANZA SU CANAL DE YOUTUBE!

 

ABRIL

23 de abril: Día Internacional del Libro. La influencia del español en el inglés

En su labor de difusión de la lengua inglesa en nuestro país, la institución repasa palabras y expresiones de El Quijote, que todavía perviven y se emplean en este idioma.

 

El British Council viaja en el tiempo a través del ‘inglés de Cervantes’

  • Coincidiendo con su 80 aniversario en España, la institución educativa y cultural también da las gracias al español por su legado de palabras al inglés listando decenas de términos.
  • De este modo, el British Council rinde homenaje a los dos idiomas, en el marco de las celebraciones del Día de la Lengua Inglesa y el Día de la Lengua Española.

Madrid, 20 de abril de 2021.- Cada 23 de abril se conmemora en el mundo el aniversario fallecimiento de Miguel de Cervantes y de William Shakespeare por lo que, además del Día Internacional del Libro, también se celebran el Día de la Lengua Inglesa y el Día de la Lengua Española.

El British Council festeja su 80 cumpleaños como difusor del inglés en España, dando las gracias a El Quijote de Cervantes por las palabras y expresiones que han viajado del español al inglés, y que aún permanecen en la lengua de Shakespeare.

  1. Quixotic (quijotesco). Cervantes deletreaba Quijote con una ‘x’ (Quixote), que en el español moderno evolucionó hacia una ‘j’. En inglés, en cambio, se conservó la escritura original, y la palabra ‘quixotic’ se emplea para designar realidades e ideas bonitas pero poco realistas.
  2. Lothario (mujeriego). La palabra viene de Lotario (Lothario en inglés), un personaje de El Quijote que seduce a una mujer casada. En inglés se trata de un término peyorativo, pero con gran poder evocador y con una larga y pintoresca trayectoria.
  3. Tilting at windmills (luchar contra molinos de viento). En inglés ‘tilt’ significa, generalmente, inclinarse; pero cuando se habla de caballeros (knights en inglés), ‘tilt’ significa justar (pelear o combatir en las justas o combates a caballo y con lanzas).

A su vez, la palabra inglesa para molino es ‘windmill’, por lo que la suma de ambos elementos (verbo + sustantivo) da lugar a la expresión ‘tilting at windmills’ (luchar contra molinos de viento). Desde el siglo XVII, esta expresión se utiliza, a su vez, para evocar la también quijotesca idea de ‘ataque contra enemigos imaginarios’ (‘attacking imaginary enemies’ en inglés).

La organización educativa y cultural celebra también su 80º aniversario propiciando el diálogo cultural entre España y el Reino Unido, listando decenas de palabras en inglés que tienen su origen en el español. En el recopilatorio se pueden encontrar términos que se emplean en diversidad de ámbitos y contextos: patio, rumba y aficionado (de las artes y la arquitectura); tornado, armadillo y sierra (del mundo natural); conquistador, guerilla y siesta (época del imperio); desperado, bonanza y corral (palabras desde la frontera americana).

Sobre el British Council

El British Council es la organización internacional del Reino Unido para las relaciones culturales y las oportunidades educativas.

Su misión es crear conexiones, entendimiento y confianza entre los ciudadanos del Reino Unido y otros países, a través del arte y la cultura, la educación y la lengua inglesa.

En España, la labor del British Council comenzó hace más de 80 años, en el verano de 1940. Desde entonces, cada año genera oportunidades educativas y culturales, con las que miles de españoles transforman sus vidas. Puedes conocer la historia de algunos de ellos en este vídeo.

 

¿Cuáles son los dos idiomas más hablados del mundo?

Piensa bien la respuesta a esta pregunta. ¿Lo tienes claro? Hemos de decir que se trata de una pregunta trampa. Si se tiene en cuenta el número de hablantes nativos, el español es la segunda lengua más hablada del mundo tras el chino mandarín, según el último informe anual del Instituto Cervantes.

Si estabas pensando en el inglés y el chino, también acertaste porque son las lenguas más habladas por número de hablantes, siendo el español el cuarto de la lista por detrás del hindi. Sin embargo, este orden varía si se considera la variable del idioma nativo, pues un 6,3% de la población mundial, en torno a 489 millones de personas, hablan español como lengua nativa, un porcentaje superior a los hablantes nativos de inglés y francés.

Y todo indica que esta cifra irá creciendo. Según las previsiones del informe, el número de hablantes de español se incrementará en los próximos años como lo viene haciendo en la última década. También lo harán otros como el chino, el inglés, el francés y el árabe.

México, Colombia, Argentina y España encabezan el ranking de países donde más número de hispanohablantes conviven por su mayor número de habitantes. En casi todos estos estados los hablantes nativos representan más del 90% de la población, mientras en que Paraguay esta cifra desciende, pues allí el español comparte con el guaraní el título de idioma oficial.

Sorprende también que Estados Unidos ostenta el mayor número de hablantes nativos de español entre los territorios donde esta lengua no es oficial, con 41,4 millones de hispanohablantes. Por detrás, y a mucha distancia, se sitúan Brasil (460.000 hablantes nativos) y Canadá (439.000).

 

Áreas del cerebro que se activan para aprender un idioma

Según un estudio realizado por la universidad de Tokio, el aprendizaje de un nuevo idioma activa diferentes partes del cerebro asociadas al procesamiento auditivo, la memoria y la comprensión gramatical; mientras que a medida que las habilidades lingüísticas mejoran esa actividad disminuye.

Un grupo de investigadores japoneses extrajo estas conclusiones después de analizar la actividad cerebral de 15 voluntarios europeos que iniciaron sus clases de introducción al japonés durante al menos tres horas al día en Tokio. Todos los estudiantes tenían alrededor de 20 años, no habían estudiado previamente japonés y apenas tenían relación con la cultura del país.

El estudio sometió a los voluntarios a un escáner de resonancia magnética mientras realizaban diferentes pruebas de comprensión oral después de ocho semanas de clases y, de nuevo, entre seis y catorce semanas después. El objetivo era medir el flujo sanguíneo de sus regiones cerebrales como indicador de su actividad neuronal.

El resultado fue indiscutible. Según el profesor Kuniyoshi L. Sakai, neurocientífico autor de esta investigación publicada en la revista Frontiers in Behavioral Neuroscience, «en los primeros meses de estudio, se pueden medir cuantitativamente los avances en el aprendizaje de un idioma mediante el seguimiento de las activaciones cerebrales. Hay cuatro regiones cerebrales especializadas en el lenguaje que se activan”.

En concreto, la comprensión gramatical se relacionó con el lóbulo frontal izquierdo, mientras que el procesamiento auditivo y el vocabulario se asociaron al lóbulo temporo-parietal. Además, los lóbulos occipitales, también se activaron para apoyar las regiones relacionadas con el lenguaje mientras se realizaban las pruebas.

Así, durante ese tiempo, esas áreas del cerebro de los voluntarios mostraron un aumento significativo del flujo sanguíneo, lo que reveló que los voluntarios estaban pensando para reconocer los caracteres y los sonidos de la lengua desconocida. No obstante, al comparar los resultados de las primeras pruebas con los de una posterior, tras semanas adicionales de estudio, los investigadores descubrieron una disminución de la activación cerebral en el centro gramatical y el área de comprensión. «La conclusión es que la activación cerebral disminuye a medida que se aprende el idioma porque no se utiliza tanta energía para comprenderlo», aseguró el profesor.

Este patrón de cambios en el cerebro durante la fase de aprendizaje y su descenso a medida que el nuevo idioma se consolida, puede ayudar a los expertos en neurobiología del lenguaje a diseñar una herramienta objetiva para evaluar los planes de estudio de los estudiantes de idiomas o, incluso, de las personas que recuperan las habilidades lingüísticas perdidas después de una lesión cerebral. «En el futuro, podremos medir las activaciones cerebrales para comparar objetivamente distintos métodos para aprender un idioma y seleccionar la técnica más eficaz», afirmó también Sakai.

 

ENERO

¿CUÁL ES EL MEJOR MÉTODO PARA APRENDER UN IDIOMA?

 

LAS CLAVES PARA APRENDER UN IDIOMA